Neuropsicobiologia

Principal Educación Física Postítulos Alto Rendimiento Educación Inicial

 

Principal
Arriba
Requisitos

 

última actualización 14/05/2019

 

Ingresa aquí para ver los últimos cambios

 

 

 

RESOLUCIONES

 

POSTITULO GRATUITO 2019

 

ATENCIÓN!!!

 EN VILLA MERCEDES SE DICTA LAS DOS PRIMERAS CLASES EN EL ESTADIO DE LA PEDRERA

Y LOS SIGUIENTES EN LA CASA DE LA CULTURA PEDERNERA 550

 

EN SAN LUIS COLÓN 1138 CLUB SOCIEDAD ESPAÑOLA

SEDE DEL PROFESORADO DE EDUCACIÓN FÍSICA

 

ESTADO DE LA PEDRERA

 

 

 

COHORTE 2019 GRATUITA

INICIA EN MAYO

 

CARRERA DE POSTÍTULO: 

ACTUALIZACIÓN ACADÉMICA EN BASES NEUROPSICOBIOLÓGICAS

DE LA PEDAGOGÍA Y LA DIDÁCTICA

 

 

INSCRIBITE ENVIANDO MENSAJE

Enviar al WSP  2664564435 el texto "Postítulo", nombre completo, dni, telefono y localidad a cursar (Mercedes o San Luis).

 

 

 

 

 

 

 

Facebooks:

 

Resolución Ministerial Nº: 231 - EN BREVE SUBIREMOS RESOLUCIÓN 2019

 

Dirigido a los docentes de todos los niveles y de todas las especialidades. Se requiere poseer título superior terciario universitario y no universitario de cualquier duración y también a quienes se encuentren ejerciendo la docencia sin título habilitante.

 

 

Primera fecha en Mercedes y segunda en San Luis.

 

COHORTE 2019

La Primera Fecha de cada mes es en Villa Mercedes de 14 a 18 en Pedernera 635 Fundación Eva Perón

La segunda fecha  14 a 18 en San Luis, Colón 1138 Club Sociedad Española. Solo debes asistir a una de las fechas ya que la del día siguiente se repite en la otra localidad.   

 

 

Mayo: 15 para Mercedes o 16 para San Luis

Junio: 13 para Mercedes o 14 para San Luis

Agosto: 7 para Mercedes u 8 para San Luis

Septiembre 4 para Mercedes o 5 para San Luis

Octubre: 2 para Mercedes o 3 para San Luis

Noviembre: 6 para Mercedes o 7 para San Luis

 

El resto de los encuentros se publicarán en el 2019 correspondientes a marzo, abril y mayo con la evaluación.

 

 

 

Una “partitura” para entender las bases neuropsicobiológicas de la educación y no perder la cabeza en el intento: Un viaje a la “neuromatrix” de nuestros alumnos sin atascos ni accidentes.
Roberto Rosler

Puntaje para docentes

 

Módulo 1
- Introducción a las neurociencias en la Educación física
- Corporeidad
- Neurobiología de los Sistemas emocionales

Módulo 2
- Herramientas de interacción emocional
- Competencias socioemocionales
- Gestión de incompetentes

Módulo 3
- Creatividad en la clase de educación física
- ¿Qué neurotransmisores deben estar presentes en la clase?
- Neuromodulación del ejercicio aeróbico.

Módulo 4
- Jerarquización del rol del profesor de educación física
- Neurofisiología de los sistemas motores.
- Por qué el movimiento en el aula aumenta el aprendizaje.

 

Módulo 5
- Y esto para que me sirve?
- El ABC de la optimización emocional.
- Circuito de Motivación: ¡Préstenme atención!
- Cuando uno se da cuenta que hay que hablarle al elefante y no al jinete.
- El Cerebro como un órgano sexual. ¿Cómo aprenden el cerebro femenino y el masculino?

Módulo 6
- El dinosaurio invisible: El uso consciente de nuestras fuentes de energía.
- Capturología: El arte de captar la atención de los alumnos.
- Motivación 1.0, 2.0 y 3.0.
- ¡Socorro tengo alumnos adolescentes!

Módulo 7

- Principios neurocognitivos para la enseñanza de nativos digitales.
- “Soñar, tal vez dormir… o aprender”. Adolescencia y sueño: La “tormenta perfecta”
- Las ganas de no hacer.
- Talento y habilidades.
- Los siete pasos para enseñar y que nuestros alumnos aprendan
- Formación y transformación de memorias

Módulo 8
- Evaluación y retro alimentación

“El perfeccionamiento docente es desarrollo personal. Es apertura, maestría y responsabilidad para atravesar la noche del pensamiento curvilíneo de los estudiantes con la música penetrante del aprendizaje.” Luis M. Villar Angulo

Expositores:

Dr. Roberto Rosler: Coordinador del área teórica en Neurociencias

Médico Neurocirujano egresado con Diploma de Honor. Universidad de Buenos Aires (UBA).

Director del Laboratorio de Neurociencias y Educación de Asociación Educar.

Médico Asistente Extranjero de los Hospitales de París, Francia.

Médico Neurocirujano del Servicio de Neurocirugía del Hospital Británico de Buenos Aires.

Disertante en congresos de los siguientes países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Hungría, India, Italia, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, Suecia y Uruguay.

Premio Neurocirugía 1988, otorgado por la Sociedad Argentina de Neurociencias.

Autor y coautor de más de 40 publicaciones científicas.

Cargos docentes en la actualidad:

Profesor Asociado a la cátedra del Departamento de Neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

Profesor de Neurofisiología de la Escuela de Medicina del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Profesor Titular de Neurociencias I y Neurociencias II de la Carrera de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Buenos Aires.

Profesor Titular de Neurofisiología de la Carrera de Psicopedagogía de la Pontificia Universidad Católica de Buenos Aires.

Coordinador y Profesor de Neuroanatomía de la Maestría en Neuropsicología de la Escuela de Medicina del Instituto de Medicina del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Profesor de Neurofisiología de la Carrera de Bioingeniería del Instituto Tecnológico de Buenos Aires.

Profesor Adjunto de Neurología y Neurocirugía I de la Facultad de Ciencias Médicas de la Pontificia Universidad Católica de Buenos Aires.

Profesor de Management del contexto emocional de la Maestría en Coaching Organizacional de la Universidad del Salvador.

 

Fundamentación: 
 

“Nadie aprende por recepción pasiva, nadie aprende de una vez y para siempre, nadie aprende sin emociones.” Paula Carlino.
Para los jóvenes de la postmodernidad es cada vez menos creíble esa promesa de la modernidad ilustrada de diseñar leyes y métodos que produzcan seres felices y solidarios. Esto ha modificado profundamente a nuestros alumnos que presentan ciertas características que refuerzan la necesidad de que el docente tenga un amplio “menú” de recursos didácticos y comprenda sus fundamentos:


• Ven el desarrollo humano sólo como progreso económico por lo que se llega a la mercantilización del conocimiento: El conocimiento recibe legitimación sólo por su eficiencia.
• Son más instantáneos que procesales.
• Son más informatizados que comunicados porque desarrollan más relaciones con las interfaces digitales (celular, tablet, computadora, etc.) que con las personas.
• Sufren de “mutaciolatría” (adoración al cambio).
• Ven la verdad como algo relativo o inexistente. Más que buscar una verdad buscan algo que funcione.
• Repudian a la razón como el fundamento de los asuntos humanos imponiéndose la “sensatez” del conformismo, lo limitado.
• Viven inmersos en un "vértigo de imágenes electrónicas" que sustituyen a la realidad.
• Ya no se trata siquiera de interpretar los signos sino de consumirlos.
• Se destaca la pérdida de certezas.
• Los jóvenes poseen un vocabulario propio y un sistema de signos muy diferente al que utilizan sus profesores lo que hace que la relación educativa se vuelva más tensa y difícil, más legal y material que íntima y personal.
• Se movilizan en una pluralidad de formas de justificación.
• La moral también queda fragmentada sin principios fijos que la sustenten, convirtiéndose el yo en el centro de la acción.


Todo esto explica por qué estamos asistiendo al declive de ciertos modos de transmisión cultural entre las generaciones lo que nos confronta con el agotamiento de ciertos dispositivos didácticos.
Los seres humanos tenemos incorporado un mecanismo neuronal que hace que nos desconectemos cada vez que un sector del mundo nos resulta ininteligible, para dedicarnos a otras cuestiones que sí quedan por dentro de nuestra comprensión. 
Muchas veces la falta de atención que encontramos en los alumnos no es producto de la pereza, es una inatención dependiente de haber comprobado que entre ellos y los docentes y sus materias no hay repertorios comunes. 
Y esta brecha (que puede pasar a convertirse en un abismo) puede ser atravesada a través de múltiples puentes, uno de ellos es el conocimiento de las intersecciones de la neuropsicobiología con la didáctica y la pedagogía.
Desde fines del siglo XX el conocimiento científico está renovándose con el surgimiento de nuevas teorías que ponen en tela de juicio el pensamiento simplificador previo basado en notables reduccionismos consecuencia de la organización de la investigación de un modo no interdisicplinar y en la descontextualización de muchos de los fenómenos a investigar, por ejemplo separando personas para poder observarlos y cuantificarlos mejor (aislándolos del medio en el que normalmente operan).
Para hacer frente a estos sesgos son necesarios campos de conocimientos interdisciplinares con nuevas filosofías de colaboración. Los distintos campos en los que se viene organizando el conocimiento (en este caso la neurobiología, la psicología, la pedagogía y la didáctica) se ven cada vez más forzados a colaborar más activamente entre sí, dado que los saberes, cuando están muy fragmentados, tienen dificultades para hacer frente a realidades y problemas de la actividad profesional. 
Epistemológicamente el conocimiento interdisciplinar permite evitar con mayor facilidad todo esta gama de sesgos. 
 

Objetivos del curso:
- Creemos que este curso es una forma de dejar de preocuparnos y empezar a ocuparnos de los problemas en los recursos didácticos de los docentes a través de esta nueva caja de herramientas que es la neuropsicobiología de las funciones cerebrales superiores.
Dicha “caja de herramientas” permitirá que el docente actúe más fácilmente como un intelectual transformador a través de la palabra y la acción educativa.
- La neuropsicobiología puede colaborar al esclarecimiento de aquellos campos en la que la disciplina didáctica convive con lo indisciplinado. 
- El conocimiento de la neuropsicobiología evitará que los docentes queden situados en un lugar de no-saber en relación con los criterios de producción de verdad propios de la racionalidad científica cuya eficacia radica justamente en que se imponen como universales.
- Orientar la mirada del docente hacia una postura crítica y reflexiva de su rol respecto a los problemas pedagógicos y didácticos.
- Traducir conceptos neuropsicobiológicos en capacidades pedagógicas y didácticas que ayuden al docente a resolver problemas como: 
* El conflicto planteado entre los tiempos que necesita la construcción del saber versus el ritmo desenfrenado de la sociedad postmoderna.
* La precocidad de las demandas por parte de la sociedad la que dispersa o excita cuando no aplasta o desorganiza a los alumnos.
* Los problemas “endémicos” de atención y motivación haciendo hincapié en una comunicación persuasivo – “seductora” basados en los principios de la neuropsicobiología de la afectividad. Atender a esta demanda es fundamental ya que los alumnos desmotivados son muy pocos. Lo más frecuente es que sus motivos sean otros que los que los docentes creemos mejores para ellos. 
* La sensación de malestar, desconfianza y desborde que se puede sintetizar en la expresión “A mí nadie me preparó para esto” que no es infrecuente escuchar en los “territorios” docentes. 
La explosión de sitios de información (o desinformación) sobre neurociencias en la web, en un ambiente ya suficientemente atomizado, fragmentado y corporatizado en saberes y prácticas, sin una conexión con la educación no posibilita que los docentes puedan tener un acceso confiable a la neuropsicobiología. Además la información contradictoria genera las mismas dudas que la falta de información.
Queremos destacar que no participamos de la creencia en la supremacía de los mitos promovidos por la tecnociencia que colonizan la sociedad. Debido a esto no somos partidarios del reduccionismo neurobiológico o sea no creemos que la educación pueda ser reducida a neuronas y neurotransmisores. 
La neuropsicobiología es un instrumento más (junto con mucho otros) para ayudar al docente en su tarea didáctica y pedagógica diaria, tareas que deben ser fecundadas por todos los resultados de la investigación científica.
 

Antecedentes:
En un camino conceptual paralelo a los pintores impresionistas de comienzos del siglo XX, que intentaban registrar y capturar el significado emocional del mundo, una nueva rama de la neurobiología, la neurobiología de la afectividad, intenta registrar y estudiar los procesos neuronales subyacentes a las experiencias y reacciones afectivas, que son los mecanismos esenciales en la génesis de las fuerzas emocionales básicas. 
Lo que intenta la neurobiología de la afectividad es, reteniendo el rigor científico de la neurofisiología clásica, volver a contactarse con las funciones biológicamente relevantes como lo son las emociones y los afectos. 
Para comprender esta neuropsicobiología de nuestro “mundo interior” debemos observar que siempre han existido dos perspectivas de nuestro aparato mental. Una guiada por nuestros cinco sentidos aristotélicos hacia el mundo exterior. Pero existe otro “mundo” que nuestra mente “observa”, y que es vital para nuestra supervivencia, como lo es el de las vísceras. Estos procesos internos están representados en diferentes circuitos neuronales y monitorean un mundo de fluctuaciones (glucosa, sodio, temperatura, oxígeno, etc.) que son la esencia de nuestros impulsos motivacionales.
La posición clásica tanto de la Neurobiología como del Psicoanálisis es que no podemos experimentar en forma directa nuestros impulsos internos o nuestra vida mental. 
Pero debemos recordar que tampoco podemos experimentar en forma directa los objetos del mundo externo. ¿A qué me refiero con esta afirmación? A que esta mesa marrón sobre la que estoy escribiendo puedo tocarla y mirarla pero NO puedo conocer su “esencia”, como por ejemplo el hecho de que el “zumbido” de electrones alrededor del núcleo atómico significa que esta mesa aparentemente sólida consiste en su gran mayoría de espacio vacío o al hecho de que su apariencia marrón resulta de un conjunto de detectores en mi retina con un amalgama de tres clases distintas de radiación electromagnética que percibo como un color.
O sea que también con respecto al mundo externo estamos SIEMPRE restringidos por una especie de “filtro” que son nuestros órganos sensoriales. Para ser más perturbadora nuestra percepción de la “realidad”, la neurofisiología ha confirmado que nuestras percepciones NO son una fotocopia de la realidad sino una mera abstracción de ella. Y esto se debe a que las sensaciones que nos producen los estímulos ambientales al “bombardear” nuestros sentidos no son solamente son “filtrados” por nuestros receptores sino que son también textualmente “deformadas” por los diferentes mecanismos de procesamiento a todos los niveles de las vías sensitivas. Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que nuestra percepción es una versión editada, un “make up” de la realidad.
Debemos comprender que podemos percibir indirectamente nuestros impulsos internos a través de órganos sensoriales especiales dirigidos hacia nuestro mundo interior como lo son las emociones (ira, tristeza, miedo, etc.). 
Podemos entonces interpretar a nuestra afectividad como una percepción dirigida hacia nuestro interior que percibe nuestro mundo visceral. Mientras la neurobiología observa al aparato mental con órganos sensoriales externos y ve un cerebro, cuando se observa el mismo aparato mental internamente, en su subjetividad, a través de otros órganos sensoriales aparece frente a nuestros ojos la mente.
Esta nueva mirada neuropsicobiológica de la afectividad permite una mejor comprensión y aplicación de los diferentes recursos didácticos así como también mejorar nuestra comprensión de los mecanismos emocionales de nuestros alumnos.
 

Destinatarios
“No hay otra manera de escapar a la “banalización del mal” que no sea oponerle la capacidad del sujeto de ampliarle el poder del pensamiento”. Julia Kristeva
Este curso está inicialmente dirigida a todos aquellos que hayan hecho del educar una manera de ejercer el oficio de vivir. 
 

Perfil del egresado: 
Docente: “¿Qué es la didáctica?”
Alumno: “Eso que los profesores no tienen”
“La intervención del docente es esencial para la transformación de aquellos objetos opacos para los aprendices.” Emilia Ferreiro
El perfil del egresado de este curso es el de un docente más competente en pedagogía y didáctica a través de sus conocimientos neuropsicobiológicos. La base de todo este tipo de planteo está en la convicción de que no es posible la formación de personas “competentes” si no es a través de una formación que involucre a la persona en su totalidad (conocimientos, destrezas y actitudes éticas).
El egresado tendrá competencias transversales (neuropsicobiología, pedagogía y didáctica) que son altamente transferibles y que tiene que ver con la reflexión sobre la acción. Son valiosas en un momento en que es importante poder armar intelectualmente a los alumnos para generar nuevos saberes en situaciones siempre cambiantes.
El egresado, como competencia ética fundamental, tendrá en claro la lógica del deseo de educar anclada en una lógica del “don”. Derrida afirma que, para haya algo similar a un don, es indispensable que se desprenda de algo que le pertenece para hacer propietario de ese bien a un receptor del que no espera nada a cambio.
El educador “dona” palabras y símbolos pertenecientes a nuestro universo cultural, un bien que, a diferencia de los tesoros de la economía, cuanto más se reparte más se multiplica. Además el valor de “donar” palabras y símbolos establece una deuda simbólica, ya que al no poder devolverlo a nuestro donador buscamos la forma de seguir “donando” a otros. 
 

Metodología: 
“La Pedagogía ha operado como una máquina productora de sensatez más que de sensibilidades. Ahora la sensatez es un tipo de sensibilidad fría, tan fría que es la puerta a la insensibilidad que congela el movimiento de la vida”. Javier Sáenz Obregón
“Declaración de principios metodológicos”
- No queremos enseñar para producir pequeñas bibliotecas vivientes. Por esto hemos preferido la cultura de la síntesis a la avalancha de la erudición.
- No abusaremos de los teóricos porque en ellos el que más aprende es el docente.
- No comerciaremos con conocimientos anecdóticos.
- Seleccionaremos contenidos que cumplan con los criterios de significatividad social (dada por la vinculación de los conocimientos y los problemas con los requerimientos de la vida diaria del alumno) y significatividad subjetiva (los alumnos deben poder otorgarle sentido a lo que estudian y hacen, la posibilidad de significar lo que se estudia está dada por los conocimientos previos que se poseen así como por el desafío y el interés que representan los nuevos conocimientos).
- Evitaremos la repetición ritual de la disposición de los cuerpos, los tiempos y los espacios. Evitaremos la domesticación y fragmentación tradicional del tiempo a través de las cuales la docencia rompe con cualquier acumulación de fuerza en los flujos y movimientos de los docentes y estudiantes. Por todo esto cuando utilicemos presentaciones teóricas estas no duraran más de 45 minutos y cada 15 minutos se utilizaran tácticas de recaptación de la atención.
Para lograr un aprendizaje contextualizado de la neurobiología utilizaremos como anclaje temas clave en didáctica y pedagogía. Desde una óptica neuropsicobiológica analizaremos la relación pedagógica (relación profesor – estudiante), la relación didáctica (relación profesor – contenido de enseñanza) y la relación de estudio (relación estudiante – contenido).
Ninguna teoría didáctica permite pasar al caso individual sin una mediación, fruto de la reflexión crítica y de la decisión creativa. Para realizar esta transducción de la teoría didáctica propuesta durante el curso los alumnos realizarán: 
- Presentaciones basadas en los temas expuestos.
- Usarán información y no sólo suministrarán información a través del método de casos. Elegiremos casos que generen disonancias cognitivas en las mentes de los estudiantes.
En otras palabras en vez de darle el mapa a los alumnos pediremos que ellos lo hagan. Siguiendo a Dewey: “El aprendiz, como el explorador, no sabe qué territorios ni qué aventuras encontrará en su viaje. Aún tiene que descubrir montañas, desiertos y manantiales, y padecer fiebres, hambre y otras desventuras. Finalmente, cuando regresa de su viaje, posee un conocimiento ganado con mucho esfuerzo del país que atravesó. Sólo entonces puede trazar un mapa de la región.” Dar el mapa a otros es dar los resultados de una experiencia, no la experiencia gracias a la cual el mapa fue trazado.
El método de casos privilegia un modelo de conducta no un conjunto de contenidos. En este tipo de estrategia la prioridad no es “el punto de destino” (los contenidos del programa) sino “el viaje” (la comprensión desarrollada a lo largo del curso).
Agustín de la Herrán Gascón afirma: “La educación ha sido y será una forma de violencia. Quizá la más sutil y compensada, la más rentable y necesaria. Pero si la enseñanza se orienta bien, el aprendizaje no sólo no ha de suponer ningún dolor, sino que ha de ser algo intrínsecamente grato”.
Hemos planificado este curso de manera tal que sea lo menos violenta, lo más indolora y lo más grata posible.
Hemos intentado también que este curso no sea sobre las Bases neuropsicobiológicas de la pedagogía y la didáctica sino para las Bases neuropsicobiológicas de la pedagogía didáctica.
¿Por qué no sobre y si para? Porque queremos promover una enseñanza basada en las dimensiones críticas de una pedagogía emancipatoria. Porque queremos revelar los intereses humanos en que se fundan las Bases neuropsicobiológicas de la pedagogía y la didáctica y no sólo los intereses biológico-científicos.
Esta pedagogía tiene como objetivo que el análisis de los contenidos de este curso ayude a los alumnos a iniciarse en el camino de la “emancipación” en esta temática. Creemos que educar es emancipar, es declarar a alguien habilitado, competente. Si este curso al menos logra dar un puntapié inicial en esta dirección estaremos más que satisfechos.
“Cambiar algún aspecto de la evaluación incide en la mejora de la enseñanza más que cualquier otro cambio.” J. Gibbs
“Desde el punto de vista de los alumnos, la evaluación define siempre el curriculum real.” R. Ramsden
La evaluación sumativa que proponemos es generar un producto. 
O sea, en forma grupal, crear un video, una canción, un dibujo, una maqueta, etc. que esté relacionado y represente un contenido del curso.
 

Contenidos mínimos:
0.- A modo de Preludio
Neuro-¿ciencias?
I.- Allegro ma non troppo
“Ladrillos básicos de la neurobiología”
El “andamio” morfológico del sistema nervioso: Neuronas y Células gliales.
Sinapsis químicas: “Conversaciones” inter-neuronales. ¿Qué neurotransmisores deben estar presentes en el aula?
Neuromodulación del ejercicio aeróbico.
Una mirada filogenética: Un cerebro del Paleolítico sumergido en las normas culturales de la postmodernidad. El encéfalo y un “ménage a trois”: reptiles, emociones y cogniciones.
Al finalizar esta unidad usted comprenderá el concepto del “filtro de basura emocional” y por qué a sus alumnos no le interesan la gramática, las matemáticas, la historia, etc. 
II. – Molto vivace
Interactuando con el mundo exterior: “Cableados” neuronales y procesamiento de señales sensoriales y motoras. 
Recibiendo señales del medio ambiente: ¿Por qué los jóvenes están sumergidos en la “iconosfera” y la escuela en la “logosfera”? Entre criaturas visuales y nativos digitales (“Google, Youtube, Facebook, ergo sum”). Lo que las cortezas sensoriales pueden explicar. 
Procesamiento de las señales sensoriales en Nativos digitales: Neurofisiología de la percepción y su relación con la atención y la motivación. 
Actuando sobre el mundo exterior: Neurofisiología de los sistemas motores. Por qué el movimiento en el aula aumenta el aprendizaje. El haz corticoespinal de Messi. El cerebelo de Ginobili. Los Ganglios de la Base de Haile Gebrselassie.
Imaginate que sos Sebastián Crismanich y estás por hacer una Ap Chagui: Visualización motora y rendimiento deportivo.
Al finalizar esta unidad usted comprenderá como manejarse en el aula frente a criaturas visuales.
III.- Adagio molto e cantabile
El “triángulo de las Bermudas”: Emoción, motivación y la insoportable levedad de la atención.
Circuito de Búsqueda, Motivación y Recompensa: ¡Préstenme atención! El docente como “un pavo real”. “El secreto de sus ojos”. Cuando uno se da cuenta que hay que hablarle al elefante y no al jinete.
¿Déficit de atención, “vagabundeo” de la atención o “didactogenia”?
Capturología: El arte de captar la atención de los alumnos.
Motivación 1.0, 2.0 y 3.0.
Energizándonos para la búsqueda y la motivación. Bebiendo, comiendo y fumando. La bolsa de papas fritas y yo (o cuando mi mano adquiere “vida propia”).
¿Existen drogas legales e ilegales? Adicciones: El “lado oscuro” de las vías neuronales de motivación. Alcohol, cigarrillos, marihuana, cocaína y otras “yerbas”. Pensamientos alucinatorios y el cerebro como el eterno interpretador.
Neurofisiología del Sueño y de la Actividad Onírica. “Soñar, tal vez dormir… o aprender”. Adolescencia y sueño: La “tormenta petrfecta” Impacto de la “nueva cultura del sueño” en la enseñanza y en el aprendizaje.
Controlando inconscientemente nuestras vísceras. Mecanismos de Estrés: Luchar o huir, descansar o digerir. ¡Esa es la cuestión! 
Un “software” del Paleolítico para resolver problemas de la modernidad líquida. Estrés, examen y el “cerebro de teflón”. 
Neurobiología de la sexualidad: El Cerebro como un órgano sexual. ¿Cómo aprenden el cerebro femenino y el masculino? 
Sistema Límbico: Una batería energética emocional. ¿Homo Sapiens Sapiens u Homo “Emotionalis”? Comprendiendo las señales de nuestro mundo interior y su impacto en nuestra subjetividad. 
¿Puedo “controlar” mis emociones? Luis Suarez y sus mordidas. 
¿Se puede aprender sin estar apasionado por el objeto de estudio?
¿De qué adolece el cerebro adolescente?: ¡Socorro tengo alumnos adolescentes! La neurobiología del cerebro adolescente en tiempos de imputabilidad.
Al finalizar esta unidad usted ya no necesitará “pedir prestada” la atención de sus alumnos.
IV.- Presto
Cognición, memoria y aprendizaje.
¿Tengo buena memoria o buenas memorias?: “Cableados” neuronales y nuestros múltiples “softwares” de memorias: Analizando la plasticidad cerebral. Aprendizaje sináptico y la Pedagogía de Osías el osito (“quiero tiempo pero tiempo no apurado”). ¿Cómo aprende el cerebro de nuestros alumnos? ¿El saber realmente no ocupa lugar? ¿Nuestro cerebro (y nuestra memoria) es como un placard?
Los siete pasos para enseñar y que nuestros alumnos aprendan.
Neurofisiología del Lóbulo Prefrontal: Un ministro de economía argentino, un barra brava y un presidente argentino. Viviendo sin frenos. Funciones ejecutivas y rendimiento deportivo.
Funciones ejecutivas y rendimiento del futbolista.
Neurobiología de los trastornos del desarrollo: Medicalizando niños. ¿Pueden las pastillas disolver malestares existenciales? ¿Los psicofármacos enseñan algo?
Un tour por el interior del cerebro de un deportista de alto rendimiento: Control y aprendizaje motor. Motivación. Toma de decisiones. 
Al finalizar esta unidad usted comprenderá que menos es más por que el conocimiento si ocupa lugar.
V.- Allegro assai
Los siete pecados capitales del Power Point: Principios Neurocognitivos del aprendizaje y cómo evit@r la “muerte por Power Point”.
Al finalizar esta unidad usted comprenderá los principios del diseño de objetos visuales.

 

Principal ] Arriba ] Requisitos ]

 
© 1999 Fundación Adrián Domínguez

Personería Jurídica Resolución. Nº: 478-OC y Fde PJ – 06

esef4@hotmail.com
Última modificación: 14 de mayo de 2019